Nuestra intervención pedagógica se sostiene en la individualidad y en la originalidad de cada niño y en la consideración de que todas las actividades que con él se realizan son educativas y deben ser coherentes con las que se lleven a cabo en el seno de la familia y con el trabajo coordinado de todos los que componen el equipo de Dr. SÁNCHEZ, ya que todas las personas que tienen trato continuo con el niño son referentes para él y se convierten en modelos a seguir.


El contacto diario entre educadores y padres ofrece al niño una imagen de acercamiento y relación de las personas que se ocupan de su cuidado, otorgando confianza, familiaridad y seguridad al ambiente escolar. La participación de la familia (padres, hermanos, abuelos, etc.) en talleres escolares, influye muy positivamente en la concepción que va adquiriendo el niño de su propio universo personal.


A partir de los dos años, y una vez que está bien estructurada la lengua materna, abordamos la introducción de un segundo idioma (inglés) con nuestra mascota, juegos, textos específicos y soporte audio-visual. Con todo ello conseguimos ir educando su oído e iniciarles en las primeras palabras y canciones en inglés, para que conozcan que hay más lenguas aparte de la materna y facilitarles el paso a los posteriores aprendizajes bilingües.